fue agregado exitosamente al carrito.

¿Qué documentación presentar para hacer un Reclamo por Daños a Terceros?

Todo lo que necesitás saber sobre cómo realizar un Reclamo por Daños a Terceros a la compañía de seguros.

Como regla general en lo que respecta a reclamos extrajudiciales –sea o no en mediación– con patrocinio letrado, la documentación a presentar para hacer un Reclamo por Daños a Terceros es la siguiente:

  • Denuncia administrativa o Denuncia de siniestro: Es la denuncia de siniestro que hace el reclamante ante su propio seguro, relatando cómo fue el hecho y las consecuencias del mismo.
  • Certificado de cobertura o Constancia de cobertura: Es la constancia del propio seguro del reclamante que dice que al momento del accidente contaba con cobertura técnica y financiera de su rodado. Cabe resaltar que, cuando el reclamante no posee cobertura de ningún seguro al momento del hecho, el requisito de este certificado suele ser reemplazado con la exigencia de una simple declaración jurada de “no seguro” suscripta por el reclamante, cuyo modelo transcribiré más adelante.
  • Presupuesto de reparación: Es aconsejable presentar dos presupuestos, aunque con uno solo suele bastar. Sabido es que los talleristas suelen “inflarlos” porque saben que los seguros comúnmente ofrecen menos dinero de lo que figura en el presupuesto. Es una práctica común e incluso anticipatoria en épocas inflacionarias.
  • Fotos de los daños del vehículo del reclamante: Por lo menos en una de las imágenes debe verse la patente. Usualmente las aseguradoras cotizan los daños del vehículo del reclamante mediante estas fotos y con ayuda del presupuesto antes mencionado, y no requieren inspección ocular del rodado, salvo en casos de graves daños en la parte mecánica del mismo.
  • Fotocopia de la cédula verde y del registro de conducir del reclamante: Las aseguradoras no suelen pedir título de propiedad automotor, pues la cédula verde tiene idéntico valor probatorio. El formulario 08 firmado sirve también si no se cuenta con cédula verde a nombre del reclamante. Algunas aseguradoras requieren también su certificación.
  • Constancias médicas: En caso de existir lesiones, suele requerirse alguna constancia con la misma fecha del siniestro. Respecto del rol de las clínicas médicas, analizaremos más adelante el modo de obtener las constancias correspondientes.
  • Documentación usual que no siempre es requisito: Denuncia policial, hoja de presentación del reclamo efectuada por abogado patrocinante del reclamante (cuyo modelo veremos en el acápite correspondiente), certificado de no destrucción total cuando el daño del vehículo es muy alto, entre otras.

En mi libro “Daños y Seguros: Guía Práctica” continúo desarrollando con más profundidad estos temas y, en particular, explico cuánto se suele pagar “por punto de incapacidad” en reclamos prejudiciales y en sentencias judiciales. –

[1]  “Frente a la claridad de la directiva (del art. 1746 recién citado), parecería exótico –al menos– sostener que se cumplen las exigencias constitucionales de fundamentación de las sentencias sin exponer, en una fórmula estándar, las bases cuantitativas (valores de las variables previstas por la norma) y las relaciones que se tuvieron en cuenta para arribar al resultado que se determine. La cuestión no merece mayor esfuerzo, ni desarrollo” (Acciarri, Hugo A., “Fórmulas y herramientas para cuantificar indemnizaciones por incapacidad en el nuevo Código”, LL, 15/7/2015, p. 1).

 

 

Dr. Federico Mendez

Autor Dr. Federico Mendez

Más entradas por Dr. Federico Mendez

Dejá tu comentario